Principales características

Proporciona sincronización y temporización precisas con un núcleo en tiempo real preferente, que consigue latencias reducidas para cargas de trabajo de aplicaciones avanzadas mediante la identificación de los hilos de aplicación específicos que son procesos de alta prioridad.

  • La incorporación de temporizadores de alta resolución en el núcleo en tiempo real permite una medición más precisa de los intervalos de tiempo.
  • Es posible asignar la máxima prioridad a los procesos especificados por el usuario, lo que garantiza que se ejecutarán sin retrasos, por delante de otros procesos del sistema. Y tampoco verán su funcionamiento interrumpido por otros procesos del sistema, como bucles de bloqueo e interrupciones de hardware y software que, una vez iniciados, no se pueden interrumpir en los sistemas operativos de propósito general.
  • Optimiza el rendimiento gracias a la gestión de interrupciones a nivel de dispositivo. Con la flexibilidad añadida que supone un control más preciso a nivel de dispositivo, los administradores del sistema pueden reducir la latencia del mismo y ajustar la predictibilidad de manera más sencilla y eficaz.
  • Gracias a un algoritmo de bloqueo dinámico para los bloqueos del núcleo, las tareas pueden esperar de forma preferente, en lugar de liberar inmediatamente la CPU mientras esperan al recurso por el que compiten. Estos bucles dinámicos disminuyen el número de conmutaciones entre contextos en el sistema, lo que aumenta el rendimiento a la vez que disminuye la latencia de ciertas aplicaciones.

Aumenta la predictibilidad de los tiempos de respuesta de los procesos empresariales esenciales mediante una clasificación de programación en tiempo real y un esquema de prioridades jerárquico para acabar siempre a tiempo, incluso con cargas de sistema elevadas.

  • En ciertos casos, la predictibilidad de los tiempos de respuesta es más importante incluso que la velocidad absoluta o que la rapidez de ejecución de un proceso o un hilo de las aplicaciones. Ciertas aplicaciones de control de procesos, simulaciones informáticas y algoritmos de gestión de riesgos de alto rendimiento requieren una sincronización precisa de los hilos de ejecución intermedios para garantizar el funcionamiento adecuado del sistema en su conjunto.
  • La capacidad de proteger o reservar recursos clave del sistema para los procesos de alta prioridad, junto con su núcleo predecible en tiempo real, le permite garantizar una predictibilidad mayor en sus aplicaciones fundamentales urgentes. Así, podrá confiar en que las aplicaciones con una dependencia crucial del tiempo no sufrirán conflictos de recursos, ni interrupciones de proceso no deseadas que contribuirían a una mayor variabilidad en los tiempos de respuesta y ejecución.
  • El programador en tiempo real y los mecanismos de bloqueo ayudan a impulsar el rendimiento, al tiempo que garantizan la predictibilidad. Los bloqueos de rotación se han modificado para reducir el tiempo de conmutación de contextos del sistema operativo, lo que resulta en una mejora espectacular del rendimiento con cargas de trabajo que dependen del funcionamiento.

Aumenta la visibilidad de aplicaciones con una dependencia crucial del tiempo, lo que le permite analizar su comportamiento, identificar cuellos de botella y mejorar el rendimiento del sistema con facilidad.

  • En ciertos casos, es imposible reducir las latencias del sistema debido a cuellos de botella que limitan el rendimiento y que derivan de la forma en que se escribió una aplicación o de limitaciones en la arquitectura de esta. A este reto se suma, además, la dificultad que supone localizar con precisión estos cuellos de botella y factores limitantes, lo que le impide obtener la máxima capacidad de respuesta de sus sistemas de baja latencia.
  • Incorpora herramientas de seguimiento y depuración para que pueda analizar, sin interferir en los procesos, el comportamiento en tiempo de ejecución de sus aplicaciones fundamentales urgentes. Gracias a estas herramientas, puede identificar fácilmente cuellos de botella de recursos y centrarse en áreas específicas de mejora.
  • Además, las capacidades de elaboración de informes y los detectores de latencia del hardware también mejoran la visibilidad. Los cuellos de botella causados por la BIOS del hardware (por ejemplo, interrupciones de gestión del sistema) pueden identificarse ahora más fácilmente, mientras que los histogramas pueden emplearse para priorizar la reducción de latencia y optimizar el rendimiento en la totalidad de la pila de hardware y software.

Aumenta la eficiencia gracias a la capacidad de mezclar cargas de trabajo en tiempo real y con posterioridad, todo ello en una sola máquina virtual.

  • Incluye una virtualización eficiente para separar los componentes del sistema, lo que ayuda a crear sistemas con una mayor densidad. Ofrece asistencia tanto para máquinas virtuales de carga de trabajo con restricciones de tiempo como para aquellas que no trabajan en tiempo real, las cuales coexisten en una única máquina sin que esto interfiera o afecte a ninguna de ellas.
  • Las mejoras en tiempo real incluyen el núcleo PREEMPT_RT estable más reciente, asistencia para la última versión del protocolo de tiempo de precisión y la clase de programación SCHED-DEADLINE. El núcleo ha heredado la habilitación del hardware para permitir a los clientes ejecutar cargas de trabajo en nuevas plataformas de hardware. El programador predice la programación de tareas en función de los plazos de aplicaciones, lo que resulta especialmente útil para cargas de trabajo en tiempo real.
  • Las aplicaciones en tiempo real son más fiables y predecibles, y permiten ampliar con seguridad los niveles de ejecución de los sistemas de provisión excesiva, o incrementar la media de utilización. Así, se obtiene un aumento de la capacidad o una reducción de los gastos en hardware en base a servicios individuales.
  • La capacidad de virtualización reduce los gastos en hardware, ya que admite entornos mixtos de máquinas virtuales y de tiempo real, o una mayor densidad de instancias de tiempo real en un único servidor.
  • Muchos servidores de datos de comercio y transacciones financieras se ejecutan en estos momentos a una capacidad del 5-20 % para admitir volúmenes de transacciones que, en el curso de un día, pueden incrementar hasta 15 veces su media diaria. Con Real Time, es posible aumentar la provisión de estos sistemas a una utilización media del 10-40 %, lo que permite a las empresas cumplir los mismos objetivos de calidad de servicio y acuerdos de nivel de servicio (SLA) con la mitad del hardware.

Aumenta la fiabilidad de las cargas de trabajo urgentes esenciales para el negocio con la priorización de tareas y procesos, y la posibilidad de asignar procesos de alta prioridad.

  • Las aplicaciones que se ejecutan en un entorno en tiempo real son más fiables que las mismas aplicaciones ejecutadas en un sistema operativo general, especialmente con cargas de sistema elevadas o cuando las demandas del sistema son variables e impredecibles.
  • La protección de recursos clave de hardware para evitar el acceso de hilos y procesos no prioritarios, y la asignación exclusiva de procesos de alta prioridad a dichos recursos hacen posible un comportamiento predecible de los procesos de alta prioridad, con independencia de la carga total del sistema y los recursos restantes no protegidos.

Especificaciones técnicas

Requisitos del sistema

Si bien SUSE Linux Enterprise Real Time funciona perfectamente en sistemas con un solo procesador, su rendimiento óptimo se consigue al ejecutarlo en sistemas multiprocesador o multinúcleo. Los requisitos mínimos y recomendados del sistema son los siguientes:

Requisitos mínimos del sistema

512 MB de memoria RAM física

5 GB de espacio libre en el disco duro

Procesadores compatibles

x86_64

Requisitos del sistema recomendados

Sistema multinúcleo o multiprocesador

1 GB de memoria RAM física

10 GB de espacio libre en el disco duro